hasta hacerte cantar

nunca te escuché cantar
pero amo esa mueca
aunque me frustre
cada vez que no puedo hacer sonar
la canción eterna en mi cabeza.

nunca la vi en tus brazos
pero apretaste los míos
preguntándome con los ojos por qué.

nunca te dije que te oí
llorando detrás del telón
y que sabía
que mientras más alto reías
más te dolía escucharnos hablar.

nunca coincidimos,
y nunca me pude enojar.

siempre te quise aquí;
nunca no quise escucharte hablar,
no me detuve hasta hacerte cantar.

así que
dígame pues
si le gusta su
niña

señor

M.C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s