Smart smart

Cuando le vi las bisagras a la vaca, entendí que la modernidad había llegado al campo. Los científicos le inyectaron distintos tipos de leche al ADN, con el objetivo de que cada ubre diera una variedad específica. Las Smart ovejas estaban hechas para que las ropas salieran listas de sus cuerpos y sólo hubiera que plancharlas. Las Smart gallinas ponían huevos duros, fritos o revueltos según qué tanto las zamarrees. Por otro lado, los Smart gallos ahora cantaban sobre la importancia del trabajo en una sociedad liberal-republicana-conservadora-democrática. A los Smart caballos y Smart toros les quitaron la sensibilidad al dolor para poder rodear con ellos todo lo que quisieran. Lo curioso es que a los cerdos nunca los hicieron Smart, se podían ahorrar todos los costos dándoles cualquier porquería para alimentarlos.

N.F.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s