boqueando

hay una música que suena

al centro de esta habitación donde está
el único foco de calor

todo el resto es
metal bruñido
aluminio y vidrio
cables y luces

una mujer al centro del escenario. despacio. no te mira.
la música incidental que es una sola siempre
interrumpe la conversación sin diálogo
el único incidente de nuestros absurdos

la última didascalia es esta presencia
triple
la última reacción es este boqueo de peces
sembrados en la arena
este boqueo que no sabe
que ya no hay vuelta al mar

somos plateados y planos
en serie de metal
en código sin honor
el penúltimo espectador se fue
(no creo que vuelva)
el último ya se durmió

esta música incidental no es callejera
pero suena desde la calle
ahora que ya no hay calles
ahora que nos desplazamos en diagonal
rincón izquierdo frontal. rincón derecho al fondo.
y vuelta a empezar.
salimos de escena.
volvemos a entrar.
sin movernos.

(Pausa.
Este tiempo sólo le pertenece a Samuel.)

la música incidental la mujer al centro del escenario una
vez
sólo una vez
reaccionó
e insultó a uno de nosotros
quizás a mí
no sé
no estaba escuchando
no estaba mirando
estaba descargando actualizaciones
estaba actualizando aplicaciones

el director nos dijo:
“la acción será mayormente sin diálogo
un refrigerador al fondo y ya está
para qué queremos más escenografía
para qué queremos más que un enchufe
un triple plano
que alargue esta estática”

entonces apuntamos nuestro control remoto hacia la luz
y la cara de la luz nos ciega
pero no nos toca
porque no te estábamos mirando
no te estábamos escuchando
estábamos aplicando instalaciones
cargando actualizaciones
conectando triples planos

y cuando la batería se acaba
nos activamos en modo de ahorro
aunque ya no sepamos lo que es ahorrar
aunque ya no sepamos lo que es limpiar
(para barrer habría que levantar estos pies
desenredar estos cables
reconocer esta canción)

habría que saber si estos trapos son
toallas o camisas
traperos o fundas

habría que saber
porque un día llegó sangrando
y envolvió su mano derecha en uno de estos trapos

(Pausa.)
¿Continuar descarga?
(Pausa.)

llegó sangrando y me dijo que subieron el pasaje
le contesté que había olor a sangre
farfulló que era la sangre del niño que
trató
de quitarle
su apéndice de última generación

llegó sangrando y dijo
que la sangre también era de su mano
pero que era más del niño
que trató

¿Sangre?
Sangre.
¿Le dijiste algo?
¿A quién?
Al niño.
Ah.
Le dije:

quenomesacolacrestatrabajandopandarregalándolemishueásaunflaiteculiao
que el trabajo dignifica
que estamos bien mañana mejor
que los pobres son pobres porque quieren
que si quieren un teléfono que trabajen y se lo compren
como yo
que haya que andar urgido en la calle por culpa de los delincuentes
los mataría a todos
me saco la cresta
me saco la cresta
me saco la cresta
me sacaron algo de mi muro me cambiaron la configuración
viste que la cambiaron de nuevo
viste que la cambiaron
viste que volvieron a cambiar la configuración de privacidad

la mujer la música la mujer al centro del escenario
una vez estuvo enferma
cada vez que tosía nos poníamos los audífonos
no nos dejaba escuchar
pero no la estábamos escuchando
no la estábamos mirando
estábamos boqueando
babeando
ante las luces y los colores del cielo
desparramados
plateados
sin vuelta al mar.

 

M.C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s